Buscar
  • Manuel Arduino

LA UNIDAD ESENCIAL DEL CONOCIMIENTO O SOBRE LA SABIDURÍA PRÁCTICA DE LOS ANTIGUOS


En el remoto pasado, conforme se encuentra registrado en los Anales Ocultos, el Conocimiento era un poder unitivo y eminentemente experimental. En el remoto futuro lo volverá a ser pero en un sublime nivel superior. Una vez que la mente material ganó terreno y oscureció o anuló el poder intuitivo e inspiracional, propiedad de la conciencia causal en estado puro, comenzó a dividirse, a fragmentase y a parcelarse en un número elevado de asignaturas y de materias, en muchas teorías y pocas prácticas, cada vez más alejadas de aquel saber y experimentación único y universal.


Tal unidad experimental era la esfera viva y de absoluta incumbencia de la Arcaica Religión de Sabiduría. Por medio de ella, intuitivamente y trazando las correspondencias en una perfecta síntesis noumenal, eran reconocidos todos los grandes temas del hombre, en todos los casos en su ingénita naturaleza superior, actualmente escondida y en el mejor de los casos materia apenas de algunos estudios de simbolismo y de los trabajos cognitivos superiores emprendidos con el método analógico alejandrino.


De forma sumaria, una vez más desglosando esta Verdad Única, se exponen a continuación, aunque sólo lateralmente, los diversos caracteres mistéricos de las áreas confluyentes del Saber Uno, por el nombre con el cual las conocemos en la actualidad, a fin de presentar brevemente el alcance iniciático de cada una y de todas ellas en su cabal unidad.


RELIGIÓN. La práctica más elevada de la Verdad y de su Tao (Dharma); la realización directa de la unidad inmanente manifestada en el interior de cada ser humano y paralelamente el reconocimiento efectivo y tangible de la unidad trascendente de la Vida Divina y de todas sus siete emanaciones -la suma de los Cuatro Pranas materiales apuntalando las superiores y vivíficas fuentes energéticas de Jiva –la Oceánica Vida Divina Universal- en los niveles espirituales. La práctica integra y sintetiza los más excelentes métodos actualmente conservados en secreto para la conexión y consustanciación con las energías matrices fundamentales, auto-reveladas como corriente universal, atómica y total, en la esfera arquetípica, “de la cual emana todo” a partir de una inicial condición nuclear, explayándose y expandiéndose en forma molecular y mayavica; es decir, de manera sólo aparentemente separada. Es la síntesis total de Conocimiento Directo, la raíz sin raíces de la experiencia de fusión práctica con la Verdad. Íntimamente conectada se encontraba la Astrología/Cosmología/Astronomía, en tanto uso de las líneas y corrientes estelares y planetarias que concurren en la dispensación de los Siete Planetas Sagrados, de las Constelaciones Gemelas y Hermanas, de las dúadas y tríadas espaciales -en unidades y en galaxias- y del mundo en todas las esferas de su completa actividad.


FILOSOFÍA. La realización práctica e interior de la luz de Buddhi expresándose en el campo multiforme del Alma del Mundo. La auto-iluminación, la ciencia infusa, la vida contemplativa, el despliegue de las virtudes y cualidades trascendentales del alma humana y su místico perfume de sabia santidad. La Enseñanza de Vida, mediante el ejemplo y el magnetismo, ambos emanados de la presencia del iluminado -el Ángel de la Presencia radiando a través de cada sabio, o agente instrumental del Alma del Mundo (Alaya/Sophia).



CIENCIA. La práctica de la elevación de la unidad mental en concurrencia con la incidente luz de Buddhi, calibrada y formateado por el principio del pensamiento. La evocación del Pensamiento Puro y Vital del Logos, del cual surgen todos los instrumentos y medios impersonales, funcionales y materiales en el Hombre individual y universal, por medio del completo despertar del órgano intelectual y de la más amplia apertura del campo mental, sintéticamente unificado (en la Mente Causal).


ARTE: La práctica de la Belleza y de las Armonías compendiadas en la Summa Harmonia Mundi: en el Ave de Hamsa, en el Aum, en el Espíritu de Gloria Universal. El supremo oficio y ejercicio creativo de la expresa unidad de las vidas, de la vida y de la Vida: por excelencia el llamado Arte de Vivir, del cual todos los trabajos u obras magistrales son un evocador reflejo de reflejos. La Gran Obra Alquímica y las obras que jalonan el camino del iniciado, verdaderas hazañas del arte espiritual. Originalmente la realización de la función creadora propia de la liberación correcta de Kundalini en su aspecto auto-cultivado, de elevación y despliegue pleno en sus tramos intermedios –en total siete grados o tramos de elevación de la Fuerza Eléctrica Espiritual.



ARTES Y OFICIOS.

Arquitectura: la perfecta evocación y precipitación de los arquetipos de Belleza, Orden y Bondad o ideas matrices constructoras, para beneficio y agrupamiento de la vida de los seres humanos –camino a la unidad final- siempre en el plano material (niveles físico y astral).



Medicina: La completa realización del Poder Sanador Interior, la plena armonización con el alma y la adecuada destreza o facultad de restauración de la armonía y el balance en los fusionados niveles psico etérico, astral y mental –despertar pleno del poder auto-curativo de las formas avivadas por el espíritu de vida, el aliento universal (Prana/ Nephesh). Íntimamente relacionada con la alimentación, con la higiene, el descanso y la correcta administración de la energía en la función tiempo.



Cultivo agrícola y frutal: La práctica de la armonía con el espíritu de la tierra y con las almas grupales de los reinos inferiores, con los poderes de los elementos y con las potencias pranicas o vidas solares (chispas), empleados como medio para obtener el sustento diario y la reserva de energía vital necesarias para la realización de los trabajos y el cumplimiento de los días. Íntimamente conectado con la práctica conexión entre las familias correspondientes -y espiritualmente asimiladas- de cada uno de los reinos de vida –infra y súper-humanos- en relación con los grupos o clanes familiares y sus unidades integrantes.


Danza solar y sideral: La práctica del Arte Evocativo del Sagrado Movimiento Rítmico Perpetuo, emulando la rotación y la traslación de todas las esferas de la Vida –atómicas y espaciales- por medio de conjuntos de unidades humanas –astros a escala- invocando la Fuerza Fohatica Una, por conducto de una alta destreza moviente (el arquetipo de la Belleza Viva o del Supremo Mandala Dinámico) y de los poderes (mágicos) integrados, propios de los elementos naturales y espirituales (en síntesis el Elemento Único), del Tiempo Perpetuo (Ritmo Pulsante Cósmico) o Duración, y del Espacio No Abovedado o completa esfera esencial que incluye fenoménicamente y como manifestación mínima y grupal, la maravillosa, integral y conjunta expresión galáctica/constelar/estelar/solar y humana –en unidad con el resto de las Jerarquías Creadoras Menores.

73 vistas

©2018 by Amenta. Proudly created with Wix.com